El contrato de la clase

Materiales para la actividad

Objetivos 

Elaborar un contrato de la clase entre el profesor y los alumnos. 

Desarrollo 

La tarea consiste en elaborar un "contrato de la clase" entre el profesor y los alumnos el primer día de clase redactando una serie de puntos con: 

1. Las tareas que no se quieren realizar (tarjetas rojas).

2. Las nuevas propuestas que nunca se han hecho antes y que se quieren poner en práctica por primera vez (tarjetas amarillas). 

3. Las actividades que se quieren continuar haciendo (tarjetas verdes).

Se trata de una propuesta pensada para el primer día de clase con el objetivo de convertir al aprendiente en protagonista de su propio aprendizaje, fomentar su autonomía y su desarrollar su capacidad para fijar y concretar objetivos en relación a su proceso de formación.

Para la elaboración del contrato común, se recomienda la realización de la siguiente dinámica: 

1. Primero, individualmente, cada estudiante escribe en cada una de las tarjetas que previamente les ha entregado el profesor 5 puntos que quiere incluir en cada parte del contrato. En total, por tanto, debe tener 15 tarjetas: 5 de cada color. 

2. Posteriormente, en pequeños grupos, ponen en común sus opiniones individuales y negocian un contrato común entre todos. En dicha negociación, las tarjetas con las mismas ideas se irán suprimiendo y las restantes se irán ordenando de mayor a menor importancia con el fin de obtener al menos 10 ideas con las 10 tareas más importantes que el grupo desea incluir en el contrato final en orden de importancia. 

3. Por último, en gran grupo, se vuelve a realizar la dinámica anterior hasta conseguir las 10 propuestas finales de toda la clase para cada una de las partes del contrato.

Se recomienda que la negociación final solo se realice entre dos o tres grandes grupos que, de igual modo, deben redactar el contrato final de forma definitiva siguiendo el modelo propuesto en el material adicional que se incluye en esta propuesta.

Una vez terminado, se colocará en un lugar visible de la clase con el objetivo de ir marcando cada uno de los puntos del contrato a medida que se vayan cumpliendo.

Y al final del curso, de igual modo, se realizará una revisión final para comprobar que se han alcanzado los puntos propuestos y reflexionar sobre aquellos otros que no se han podido cumplir.

Por último, mencionar que, al ser un contrato, requiere de una negociación y de un cumplimiento por ambas partes. Sin embargo, el uso de los colores del semáforo no es algo arbitrario y tiene como finalidad el apoyarse en su simbología con el fin de cumplir los objetivos propuestos: los de color rojo no deben cumplirse en ningún momento, los verdes deben cumplirse todos sin excepción y únicamente los amarillos tendrían la posibilidad de no ser cumplidos en su totalidad dependiendo de las circunstancias.

Observaciones 

Para facilitar la dinámica de grupos, se ofrecen unas hojas de trabajo con plantillas para facilitar la elaboración de tarjetas.