Describir a partir del silencio

Materiales para la actividad

Objetivos 

Hacer que los alumnos reflexionen ante varios elementos, considerando esta fase necesaria antes de comenzar a plasmar ideas por escrito. 

Desarrollo 

La elaboración de un texto descriptivo, requiere una fase de reflexión después de haber llevado a cabo una fase de observación. Este ejercicio, lo que pretende, es hacer que nuestros alumnos reflexionen ante varios elementos, considerando esta fase necesaria antes de comenzar a plasmar ideas por escrito.

Se trata de un ejercicio libre, en el cual el alumno necesita estar en silencio y escribir lo que se le ocurra a partir de lo que oye de fondo. Puede consistir simplemente en una escritura mecánica, pero ordenada en cierta medida, para que el alumno sea consciente de lo que puede percibir y expresar en la lengua meta, y de esta forma podrá preocuparse e informarse de las sensaciones que percibe y que no puede expresar.

Para ayudar al alumno a que sepa seleccionar las sensaciones más importantes se podría guiar esta actividad preguntándole al alumno qué oye más cercano y qué oye a lo lejos: y de éstos sonidos más cercanos, cuáles son más importantes para ambientar una situación concreta. Por ejemplo, si quisiera describir el ruido producido por el tráfico. O también con los olores; de lo que percibe por el olfato en ese momento, qué le serviría para describir la comida que está haciendo el vecino o para describir el parque después de la lluvia de la noche anterior. Ante la dificultad y restricción de realizar con el profesor o con otros compañeros este tipo de actividad en diferentes ambientes, se puede pedir a los alumnos que lo hagan un día en su casa, otro en el parque, otro en la playa... Luego es interesante compartir esas sensaciones en clase para verse diferentes puntos de vista y enriquecer el léxico de las sensaciones.

Nivel: 

Destinatarios: 

Contenido gramatical 

Contenido funcional