Cómo reaccionar

Queridos miembros de Todoele: 

Me llamo Paula, tengo 24 años y acabé el año pasado por estas fechas el máster de español como segunda lengua en la Universidad Complutense de Madrid. He hecho varios tipos de prácticas durante y después del máster, pero este es el primer año en el que tengo un contrato y varias clases, varios cursos que sigo y de los que me ocupo. 

Estoy empezando, como podéis ver, y muchas veces no sé cómo reaccionar a algunas cosas. Me gustaría compartir mi experiencia y exponer algunas preguntas por si alguien tiene alguna respuesta, ha pasado por algo similar y ha encontrado alguna solución o por si a alguien le ocurre que sepa que no es el o la única que lo vive. 

Hoy en concreto he tenido 10 alumnos en un grupo, dos mesas de 5 y ha coincidido que en una estaban los que más saben, los que trabajan, pero también hablan, se ríen, comentan, están con el móvil, y en otra los más aplicados que responden muy bien, preguntan más y trabajan mucho más. Yo quería intentar dar la misma atención a las dos mesas y explicar todo a todos, sin embargo, en una se han empezado a reír, a comentar y una de las alumnas de ese grupo es de alguna manera bilingüe, de manera que cuando los alumnos no se enteraban de algo o yo decía algo que no entendían la miraban a ella y le preguntaban en vez de preguntarme a mí o decirme que no se están enterando. 

Me ha dado la sensación hoy de que estaban bastante perdidos y no sabía por qué, no sabía si era porque yo estaba yendo muy rápido, si no me estaba explicando bien o porque estaban comentando otras cosas. La otra mesa, sin embargo, sí se estaba enterando y empezaba antes a hacer los ejercicios que mandaba y preguntaban más cosas por eso no sabía muy bien qué pasaba. Al final he tenido la sensación de que abandonaba un poco a la mesa con los alumnos que se estaban riendo y no me ha gustado. 

Me han surgido algunas dudas:

¿Cómo puedo hacer que me pregunten a mí si no entienden algo? Quiero decir, generalmente lo hacen, pero algunos, si viene esta chica y se sientan juntos la miran a ella y comentan con ella lo que yo digo o escribo en la pizarra. ¿Es normal esto? 

Por otro lado, se han empezado a reír incluso corrigiendo ejercicios, a mí no me importa que se rían, ¡me alegro de que sean felices!, pero me importa que se pare la clase y se pierda mucho tiempo, ¿hay alguna manera de pasar a otra persona o de cambiar de alumno sin ser ruda o parecer borde? 

Precisamente hoy quería ser lo menos ruda posible porque no estaba teniendo un buen día y tenía la sensación de que estaba siendo muy directa con mis alumnos y no debo de serlo. Pero creo que no he sabido bien gestionar los comentarios, las risas y la pérdida de tiempo que implicaba la risa durante las correcciones.

Sé que seguramente sean preguntas muy básicas y que un buen profesor debe saber gestionar estas cosas, pero no tengo mucha experiencia aún y muchas veces no sé cómo reaccionar a algunas situaciones en el aula. No sé si os ocurre lo mismo, pero me preocupa mucho ser una buena profesora, profesional, intentar dar toda la atención necesaria a todos los alumnos, motivales, despertar su interés, hacer las cosas bien y muchas veces siento que no lo consigo y me crea inseguridades que no debo llevar al aula. 

Agradecería mucho algún consejo por si me vuelve a pasar con este u otros grupos. Muchas gracias por tomaros el tiempo de leerme si alguno lo hace. Si os ocurre lo mismo, ¡no sois los únicos!, sería interesante comentar si os ha pasado o si os pasa lo mismo, por qué ocurre y cómo se puede aprender a reaccionar y a controlar la situación. 

Os deseo a todos un buen final de semana. 

Saludos,

Paula. 

Comentarios

Gonzalo's picture

Hola, Paula!

Muy tarde (a lo mejor ya ni te acordabas de este mensaje), te comento que las situaciones con estudiantes "listillos" suelen  ser un factor que nos deja pensando en que seguramente algo estamos haciendo mal. Yo trabajo mayormente con gente adulta que ha decidido establecerse en México o cuyas parejas están acá trabajando (Cd. de México). Suele ser gente que va a clase porque de por sí tiene interés; pero parece que a veces ese interés se les esfuma apenas se sientan y toman el celular como si al soltarlo se les fuera la vida.

Me llama la atención que sólo haya dos mesas. Acá tenemos mesabancos individuales, lo que facilita moverlos y, por ejemplo, yo intercalaría "listito", "normal", listito y así. El habla directa y franca con la gente para plantearle cómo es la dinámica de la clase, ayuda, independientemente de las edades; y no está de más reiterarlo cada tanto. Supongo que quienes se apoyan en la chica que comentas, y ella misma, hablan la misma lengua. Acá nos pasa con cierta frecuencia con coreanas , chinas o brasileñas. Tratamos de  pedirles que para sacar mayor provecho de la clase,  No se sienten juntas. Ahora, con el bicho que tenemos encima en casi todo el planeta, puede que esto en concreto haya quedado rebasado, pero tengo colegas que han estado sufriendo con que el alumno le cierra la cámara en las narices, se ve que está viendo otra cosa en la pantalla, mira el celular aunque la maestra esté hablando, etc. En fin, que la gente risueña, multitareas y que se pasa por el arco del triunfo lo que tiene enfrente, viene en todas presentaciones, sabores y colores.

Te dejo ánimos y la sugerencia de constante diálogo con los estudiantes : )

Deja un comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><br><p>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.